lunes, 21 de febrero de 2011

Salas de primeros auxilios para el público

Cada estadio deberá tener una o varias salas de primeros auxilios para atender a los espectadores que requieran asistencia médica. Lo ideal es disponer de dos salas de primeros auxilios, una en cada extremo del estadio, sin embargo, se deberá convenir con las autoridades sanitarias locales el número, dimensiones y ubicación de dichas salas. Deberá existir suficiente espacio para el almacenaje de desfibriladores en lugares
accesibles, distribuidos por todo el estadio. Las autoridades locales y los responsables del estadio deberán concebir conjuntamente el manejo de eventuales catástrofes masivas.
Las salas de primeros auxilios deberán:
– estar ubicadas en un lugar de fácil acceso para los espectadores y vehículos de emergencia desde dentro y fuera del estadio;
– tener puertas y pasillos que conduzcan a ellas y sean suficientemente anchos para permitir el acceso con camillas y sillas de ruedas;
– tener iluminación adecuada, ventilación, calefacción, aire acondicionado, tomas de corriente eléctrica, agua caliente y fría, agua potable, y servicios higiénicos para ambos sexos;
– disponer de paredes y suelos (antideslizantes) construidos de material liso y fácil de limpiar;
– disponer de un botiquín para medicamentos;
– disponer de un lugar para almacenar camillas, mantas, almohadas y material de primeros auxilios;
– tener una línea telefónica interna y externa;
– estar claramente señalizadas, tanto fuera como dentro del estadio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada