sábado, 5 de febrero de 2011

Ubicación del estadio

Un estadio deberá situarse en un lugar suficientemente amplio para ofrecer la posibilidad de espaciosas y seguras áreas externas de circulación y actividades públicas, así como espacio para vehículos y funciones de servicio. Si bien es normal que la llegada de los espectadores al estadio se extienda sobre un periodo relativamente largo para evitar así congestiones en los torniquetes de entrada, la mayor parte de la multitud intentará abandonar casi simultáneamente el estadio, lo cual requerirá suficiente espacio.
La disponibilidad de suficiente espacio libre en los alrededores permitirá realizar futuras ampliaciones y trabajos de remodelación. Muchos estadios famosos en todo el mundo se encuentran atrapados en medio de áreas fuertemente urbanizadas, encerrados entre calles, edificios y canales en sus inmediaciones. Sus posibilidades de renovación y remodelación se hallan restringidas por su entorno limitado, lo cual no constituye una situación idónea.
Sitios amplios reducen la probabilidad de abandonar un lugar a largo o incluso corto plazo por la incapacidad de poder incorporar alguna instalación imprevista. Lugares más amplios incrementan asimismo la posibilidad de proporcionar áreas de estacionamiento adecuadas – un requisito que probablemente continúe siendo válido en el futuro inmediato.
Debido a que los emplazamientos de los estadios se encuentran cada vez más en las afueras de una ciudad y aislados del transporte público, deben ser más amplios para ofrecer el espacio adicional de estacionamiento que se requiere. En tal situación, es esencial disponer de varios accesos convenientes a carreteras principales y autopistas.
La ubicación ideal sería probablemente un amplio lugar central de la ciudad, con buenas conexiones de transporte público, carreteras principales y autopistas, así como estacionamientos utilizables por otras personas cuando no se juega. Esto reduciría la probabilidad de que una gran área de estacionamiento sea utilizada únicamente de 100 a 200 horas al año. Un estadio que ambicione hospedar eventos internacionales
será más atractivo para los organizadores si se encuentra a una distancia confortable
de hoteles y de un entorno comercial activo, así como de un aeropuerto internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada