lunes, 1 de agosto de 2011

Materialidad y espiritualidad se pueden fusionar en la arquitectura

Según uno de los invitados del Décimo Encuentro Nacional de Estudiantes de Arquitectura (ENEA), el argentino Roberto Busnelli, la materialidad y espiritualidad pueden fusionarse en la arquitectura, con el aporte de los beneficiarios o clientes.

Ayer se realizó la clausura del ENEA, donde más de 300 estudiantes participaron de 9 conferencias nacionales, 3 internacionales, talleres, paneles y capacitaciones.

Entre las exposiciones internacionales se contó con la presencia del argentino Roberto Busnelli, quien dijo que los estudiantes deben tener la idea clara de las decisiones que deben asumir como proyectistas cuando se presentan problemas.

La conferencia ofrecida por Busnelli denominada "Cuerpo y Sustancia", lleva a la arquitectura más allá de un simple cuerpo material, porque éste es considerado como un espíritu que habita dicha estructura.

La materialidad es "un mal que aqueja a la arquitectura contemporánea, porque los discursos están en base a la formalidad y no en el espíritu, esencia que debería acompañar las propuestas", dijo Busnelli.

La idea es que en las propuestas presentadas no sólo tienen que abordar la parte técnica, también deben incluir el espíritu, sustancia y mensaje para conmover a los beneficiarios.

Este aspecto del espíritu en algunos proyectos puede ser más evidente, como en la construcción de iglesias o edificios públicos, pero es más difícil materializar lo inmaterial en las construcciones de viviendas, porque son más complejas.

Pero se puede lograr construir viviendas que trasciendan la materialidad de las cosas, "ése es el mensaje para nosotros, la forma, el programa, los materiales no son el objetivo final de la arquitectura, ésta es simplemente la herramienta que usamos para materializar el espíritu", dijo.

Ésta es una búsqueda que se realiza en concordancia con los interesados, Busnelli siempre trata que el cliente forme parte del proceso creativo, para evitar desilusiones a futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada