martes, 3 de enero de 2017

La arquitectura del mañana



Tanto en ciudades grandes como pequeñas el entorno urbano está cambiando a pasos agigantados debido al crecimiento de la población mundial; sobre todo, a las nuevas tecnologías que se aplican en la construcción, a la aparición de nuevos medios de comunicación social y a la importancia de la arquitectura verde.

Los expertos dicen que la arquitectura del futuro será mucho más espectacular de lo que se puede imaginar. En ECOS presentamos algunas de las tendencias que predominarán en 2017, a partir de la revisión de siete proyectos que responden a las necesidades y deseos imaginarios de la próxima generación.

Los ejemplos fueron tomados de una lista que se publicó en The Huffingston Post. •

Puentes hipnóticos

¿Para qué continuar diseñando puentes tradicionales o en forma de arco cuando se pueden construir hazañas arquitectónicas masivas, como la que vemos en la imagen?

Se trata de un impresionante diseño ondulante destinado a funcionar como pasarela peatonal sobre el río Dragon King Harbour, en China. Tres carriles individuales “enroscados” que se levantan sobre el pintoresco paisaje de Changsha, creación de los arquitectos de NEXT Architects.

La propuesta ganó un concurso internacional y el proyecto está actualmente en construcción.

Parques interiores salvajes

En Moscú se convocó a un concurso para diseñar el parque Zaryadye, que sería el primero de carácter público luego de 50 años de no haber construido nada nuevo para esa gran urbe.

Ganó la propuesta Diller Scofidio + Renfro, en colaboración con Hargreaves Associates y Citymakers, con este impresionante diseño sobre la base de una teoría del “urbanismo salvaje”, o el concepto de un paisaje híbrido, en el que lo natural y lo construido cohabitan para crear un nuevo espacio público.

El parque contará con cuatro tipologías de paisaje: tundra, estepa, bosques y humedales, integrando microclimas que permitirán su funcionamiento incluso en invierno.

Arquitectura invisible

La arquitectura invisible es la tarjeta de visita del diseño de ciencia ficción y los arquitectos de hoy en día se están acercando lentamente a ella. Un ejemplo: la Infinity Tower, en Corea del Sur, donde la ilusión de invisibilidad se consigue con un sistema de fachadas LED de alta tecnología, utilizando una serie de cámaras que enviarán imágenes en tiempo real a la superficie reflectante del edificio.

También cuenta con una estructura más pequeña. El granero, en forma de paralelogramo, se construye de madera y una película de espejos a un costo de 5.000 dólares. La idea es difuminar los límites de percepción entre el objeto y el entorno.

Plantas de energía verde

¿Qué hacer con anticuadas y monstruosas construcciones abandonadas, como algunas plantas de energía? La respuesta puede estar en dar a estos espacios un cambio de imagen verde, que sirva para embellecer la estructura y proporcionar una nueva forma de hacer frente a las emisiones de CO2.

La firma de arquitectura Alejandro Zaera-Polo Architecture (AZPA) planea convertir la planta de energía de Vattenfall Wedel, en Alemania, en un nuevo complejo industrial que se construye a partir de las instalaciones anteriores y se envuelve con una piel corrugada de enredaderas. No solo suavizaría la estética exterior, sino que crearía una funda vegetal para absorber las emisiones de CO2.

Salas de conciertos inflables

La primera sala de conciertos inflable del mundo, “Ark Nova”, es del escultor británico Anish Kapoor y el arquitecto japonés Arata Isozaki. Su intención fue recorrer las áreas de Japón afectadas por el terremoto de 2011. Una idea novedosa que podría replicarse como estrategia de diseño en otros campos.

Kapoor dice que la estructura define un espacio para la comunidad y para la música, en la que el color y la forma funcionan de manera envolvente. “Espero que la devastación pueda ser superada a través de la creatividad. La música puede dar consuelo y reunir a la comunidad. Al hacerlo, puede ayudarnos a darnos cuenta de que no estamos solos”, afirma.

Skylines de ciencia ficción

La empresa de arquitectura MAD reveló su proyecto para el Chaoyang Park Plaza, un centro de rascacielos, edificios de oficinas y espacios públicos con una forma inspirada en las montañas y los lagos del paisaje chino. El complejo está en construcción en Beijing y resultará en un skyline, que parece sacado de una novela futurista.

La pintura china clásica, como lagos, manantiales, bosques, arroyos, valles y piedras, se transforma en modernos paisajes urbanos, generando un equilibrio entre la alta densidad de lo construido y lo natural. “Las formas de los edificios hacen eco de lo que se encuentra en los paisajes naturales y representa la naturaleza en el ámbito urbano”, dice la firma MAD.

Parques de esponja

El canal Gowanus de Nueva York es, como otras quebradas, un caldo de cultivo de desechos tóxicos, escorrentías contaminadas y aguas negras. Pero un pequeño proyecto conocido como “Sponge Park” se constituye en la esperanza de la transformación del entorno local de Brooklyn en un limpio santuario de aguas filtradas.

Gowanus Canal Conservancy y la oficina de paisajismo Dlandstudio anunciaron que planean emplear un sistema de buffers y humedales de remediación para frenar, absorber, filtrar y hacer correr las aguas contaminadas del canal, antes de alcanzar el drenaje. Por lo tanto, no solo convertirán 11,4 hectáreas de campos contaminados en un escenario agradable frente al mar, sino que proporcionarán un medio para absorber contaminantes nocivos provenientes de las zonas industriales.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada