martes, 1 de febrero de 2011

¿Qué capacidad ha de tener el estadio?

¿Qué capacidad ha de tener el estadio? ¿Deberá construirse para satisfacer sólo las necesidades domésticas del club(es) que lo utilizará(n), o deberá concebirse también para partidos de un nivel superior? No es poco común que los clubes constaten que la construcción de un nuevo estadio, confortable y bien estructurado, entrañe un considerable aumento de espectadores. En tales circunstancias, un club que atrae normalmente unos 20,000 espectadores, y esté sopesando construir un estadio nuevo con una capacidad para 30,000 aficionados, debería pensar tal vez en términos mayores, como por ejemplo, en un estadio de 40,000 plazas. La capacidad de cada estadio dependerá de las exigencias locales, sin embargo, si los proyectistas cuentan con que el estadio se utilice ocasionalmente para importantes eventos futbolísticos internacionales, se deberá prever un aforo mínimo de 30,000 espectadores. A fin de organizar partidos internacionales de incluso mayor envergadura, como por ejemplo la Copa de Confederaciones de la FIFA, se requerirá una cabida para 50,000 o más aficionados, y para la Copa Mundial de la FIFA, más de 60,000 plazas.
Es obvio que aquellas ciudades capaces de mantener un estadio de 80,000 o más espectadores se encuentran en una posición ventajosa al surgir el tema de la adjudicación de grandes torneos futbolísticos. No obstante, incluso el estadio más grande no sirve para importantes partidos internacionales si la ciudad en cuestión no dispone de una buena infraestructura hotelera y un aeropuerto internacional – considerando que gran parte de los asistentes acude del extranjero –, así como de la capacidad y la experiencia
necesarias para organizar dichos partidos.
Por cierto, no existe una fórmula conocida para determinar la capacidad óptima de un estadio, ya que la decisión está en manos de aquellos encargados de su planificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada