lunes, 25 de agosto de 2014

Unirá Villa San Antonio y Miraflores: Un puente urbano moderno y seguro

El puente con estilo urbanístico fue diseñado por el municipio paceño y será construido desde el pilote central a los extremos, según el ingeniero Mauricio Sagárnaga, responsable de construcciones de puentes de la Alcaldía.

“Lo que pretendemos con este puente es resolver un problema muy complicado que tenemos en este momento en la avenida Pasoskanky, ya que es el único acceso entre Miraflores y la ladera este, donde están los barrios de Villa Copacabana, San Antonio y Pampahasi. Virtualmente ha eclosionado esa vía, es por esta razón que hemos decidido construir el nuevo puente”, afirma.

El puente parte detrás del hospital Obrero, calle Gutiérrez Guerra, y llega hasta la avenida Regimiento Castrillo, empalma con la calle Costanera que sube hasta Villa San Antonio con dos carriles.

La nueva vía permitirá desviar el tráfico de manera directa y no dar toda una vuelta por la Carrasco, colegio Hugo Dávila, hospital Obrero para luego llegar a la Pasoskanky, seguir al cruce y recién tomar la dirección a sus barrios. Toda esta vuelta se acortará y se llegará más rápido a los barrios del este.

Según el experto en el rubro de puentes, el argumento de la construcción es que las zonas crecieron poblacionalmente y eso ha provocado un crecimiento del parque automotor, ocasionando problemas en el tráfico. “La idea es que el ciudadano acorte sus tiempo de traslado con el nuevo puente que será un complemento a la estructura vial que existe en la ciudad. No podemos hacer puentes que tengan más carriles de las calles que ya se tiene”, indica.

DISTANCIA DEL PUENTE

La distancia del puente es de 100 metros y la programación de la construcción es muy especial, en volados sucesivos, eso quiere decir que desde la pila central irá creciendo a los costados, como se hicieron los puentes Trillizos, solo que sin los cables. “Es el primer puente que hemos diseñado de esta manera, es muy común en su edificación, aunque para una ciudad no lo es, ya que esta tendrá una baranda de fierro curvo y muy altas que impedirá que la gente traspase”.

El ancho de calzada es de 7 metros con 30 centímetros, que por norma es lo necesario para contar con dos carriles y tienen aceras a ambos lados de dos metros de ancho. Esto permitirá que los peatones puedan caminar de un lado para el otro con toda comodidad. Además separando la arteria con la calzada contará con parapetos de 90 centímetros para proteger a la gente y los vehículos.

“El puente es urbano, entonces será un poco más alto el lado de la pila, pero en la medida que vayamos a los extremos se hará más delgado. Tiene un pendiente del 13%, debido a que el sector de Miraflores es más alto que Santa Antonio. Esto representa cierta dificultad al momento de construir, ya que se debe tener más cuidado con los niveles por el declive que tiene” agrega el ingeniero.

Como solución vial tendrá una repercusión inmediata y para el futuro debe ser complementado con otros viaductos que unan Miraflores y San Antonio. Como estructura está diseñada en base a normas norteamericanas que indican que la construcción dure por lo menos unos 75 años, de hacerse un mantenimiento adecuado la vida útil puede ser mayor.

MATERIALES

Gran parte de los puentes de hormigón “se hacen con materiales locales -explica Sagárnaga- tenemos cementos, agregados, piedra. Lo que se importa es el acero para pretensado y postensado y otros que son importados como anclaje, cuñas, sin embargo la innovación para el municipio paceño es de la forma como se va construir el puente, contará con hormigones de 21 megapascales para las fundaciones. Mientras que para la pila tiene un hormigón de 28 megapascales más resistente y la sección cajón del puente estará construida de 35 megapascales altamente resistente”.

ANTISÍSMICO.- El ingeniero admite que al realizar el puente bajo la norma norteamericana, obliga que sea antisísmica “se lo hace con las características locales y se utiliza los métodos matemáticos que nos recomienda esa norma”.

COMIENZAN OBRAS

“Las obras comenzaron en el sector, en el lado de Miraflores, ya que en San Antonio se tiene que expropiar un terreno, el mismo que está aprobado por el Concejo. Ahora, por el sistema constructivo, no es muy urgente despejar los extremos, ya que se inicia la construcción desde el centro hacia los costados”, indica.

El puente será construido -según afirma- en 510 días y la entrega está prevista para fines del 2015. “La empresa que ganó la licitación tiene mucha experiencia y construirá a costo de 13 millones con 600 bolivianos para un puente de 100 metros, aunque se puede decir que su costo es algo más que uno normal, porque tiene una pila muy alta y 25 metros sobre el río Orkojauira y eso hace que la obra sea un tanto más cara, pero que se debe más a la estructura que la superestructura, ya que los pilotes serán altos en medio de la humedad que ingresarán bajo tierra 15 metros de profundidad”, manifiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario